Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2010.



Palabras a una hija que no tengo (Andrés Neuman)

20100330001034-image13.png

"Entornaré tus ojos si prometes soñarme.
Compréndeme, no es fácil velar por alguien siempre:
a veces necesito saber que tienes miedo.
Cuando sepas hablar, dame mi nombre;
diciéndome papá ya habrás hecho bastante.
En invierno no abrigues demasiado
tu cuerpo de princesa, más útil y más noble
es irse acostumbrando a resistir.
Acepta golosinas de los desconocidos
-no está el mundo como para negarse-,
pero apréndete esto en cuanto puedas:
más frecuente es lo amargo, o que te ignoren,
y no los caramelos.
Te enseñaré a leer fuera del aula,
y llegada la hora quiero que escribas mar
sobre los azulejos del pasillo.
Cuando por vez primera cruces la calle sola
sabrás que el riesgo y la velocidad
perseguirán tus días para siempre.
No creas que, en el fondo, no soy un optimista;
si no lo fuera, entonces no estarías allí
cuidando que te cuide como debo.
Como ves, desconfío
de quienes no veneran el asombro
de estar aquí, ahora.
Existe la alegría, pero duele;
tendrás que conseguirla.
Y cuando la consigas tendrás miedo."

30/03/2010 00:07. Autor: Mar #. Poesía Hay 1 comentario.

PARA ALGUNOS ADULTOS CONTEMPORÁNEOS

20100331230246-716618magritte-son-of-man1964.jpg

PARA ALGUNOS ADULTOS CONTEMPORÁNEOS

> Dicen que todos los días tenemos que comer una manzana por el hierro y un  plátano, por el potasio.

> También una naranja, para la vitamina C y una taza  de té verde sin azúcar, para prevenir la diabetes

> Todos los  días hay que tomar dos litros de agua. Sí, y luego mearlos, que lleva como el doble del tiempo que llevó tomárselos).

> Todos los días hay que tomarse un Actimel para tener ’L.Cassei Inmunitas’, que nadie sabe lo qué es, pero parece 
que si no te metes un millón y medio todos los días, empiezas a ver a la gente borrosa.

> Cada día toma una aspirina para prevenir los infartos , mas un vaso de vino tinto para lo mismo.

> Y otro de blanco, para el sistema nervioso.

> Y uno de cerveza, que ya no me acuerdo ni para qué era.

> Si te lo tomas todo junto, guarda un Red Bull para el día siguiente, a menos que te dé un derrame cerebral ahí mismo.

> Si es así, ni te enteras

> Todos los días hay que comer fibra. Mucha, muchísima fibra, hasta que cagues un jersey.

> Hay que hacer entre cuatro y seis comidas diarias, livianas, hipocalóricas, sin olvidarte de masticar cien veces cada bocado.

> Haciendo un pequeño cálculo, sólo en comer se te van como cinco horas.

> Ah, después de cada comida hay que lavarse los dientes. Después del yogurt y la fibra, los dientes; después de la manzana, los dientes; después del plátano, los dientes... Y así mientras tengas dientes, sin olvidar pasarte el hilo dental
 y enjuague bucal, tras unas correspondientes gárgaras...

>  Mejor amplía el baño, y mete el equipo de música, porque entre el agua, la fibra y los dientes, te vas a pasar 
> varias horas al día ahí dentro metido.

> Hay que dormir ocho horas y trabajar otras ocho, más las cinco que empleamos en comer, veintiuna.

> Te quedan tres, siempre que no te pille alguna caravana.

> Según las estadísticas, vemos tres horas diarias de televisión...y ni qué hablar del ordenador!!!

> Bueno, ya no puedes, porque todos los días hay que caminar por lo menos media hora (dato por experiencia: a los 15 
> minutos ve regresando, si no la media hora se te hace una).

> Y hay que cuidar las amistades porque son como una planta: hay que regarlas a diario. 

> Y cuando te vas de vacaciones también.  Si es que te vas de vacaciones...

> Además, hay que estar bien informado.  Hay que leer por lo menos dos diarios y algún artículo de revista, para contrastar  la información.

> Ah!, hay que tener sexo todos los días, pero sin caer en la rutina: hay que ser innovador, creativo y renovar la seducción.  Eso lleva su tiempo!!!   ¡Y ni qué hablar si es sexo tántrico!!!

> Al respecto te recuerdo: después de cada comida hay que cepillarse los dientes!

> También hay que hacer tiempo para barrer, lavar la ropa, los platos, y no te digo si tienes perro o mascota... hijos?! .

> En fin: a mí la cuenta me da unas 29 horas diarias.

> La única posibilidad que se me ocurre es hacer varias de estas cosas a la vez.

> Por ejemplo:Te duchas con agua fría y con la boca abierta mientras te tomas los 2 litros de agua. Cuando salgas del   baño con el cepillo de dientes en la boca le vas haciendo el amor (tántrico) de pie, a tu pareja, que de paso mira la TV
 y te cuenta, mientras barres.

> ¿Te quedó una mano libre?  Llama a tus amigos!!  ¡Y a tus padres!!

> Tomate el vino (después de llamar a tus padres te va a hacer falta). 

> El yogurt con la manzana te lo puede dar tu pareja mientras se come el plátano con el Actimel.

> ¡Úuuuf! Pero si te quedan 2 minutos, reenvíale esto a los amigos (que hay que regar como a las plantas) mientras
 tomas una cucharadita de Magnesio, que hace bien... 

> Y ahora te dejo porque entre el yogur, la naranja, la cerveza, el primer litro de agua y la tercera comida con fibra del día, ya no sé qué estoy haciendo pero necesito un baño urgente.

> Me estoy cagando!!!

> Ah, voy a aprovechar y me llevo el cepillo de dientes....

> Si ya te he envíado este mensaje y te llega doble, es el Alzheimer, que a pesar de tanto cuidarme no lo 
> he podido combatir. 


> Saludos.




31/03/2010 23:05. Autor: Anónimo #. Devaneos y desvaríos No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris