Facebook Twitter Google +1     Admin

¡Salta!

20190827183400-img-20190827-202650.jpg

Hacía una estupenda tarde de sol, iba paseando por Barcelona con mi hija, relajadamente, disfrutando de la ciudad,  de los artistas callejeros  haciendo retratos, de los puestos de flores… llegamos al  final de la rambla, decidimos ir hacia el   puerto a ver un poco el mar , salir  del asfalto un ratito. Al ir a cruzar el paso de cebra, nos topamos con una escena que nos sobrecogió el alma y rompió nuestra calma en un microsegundo. De repente como de la nada, comenzaron a saltar una valla cientos de manteros con cara de terror, angustia y desesperación, sin soltar sus enormes sacos ,se abalanzaron hacia nosotras, huyendo de la policía, se lanzaron en masa contra el tráfico, huyendo hacia  adelante sin pensar, salían de un paso subterráneo, corriendo como un grupo de gacelas perseguidas por leones. Nos quedamos estupefactas observando la escena, bloqueadas ante el estupor y la impotencia. Me quedaron grabadas sus caras, sus miradas al vacío llenas de miedo y angustia, sus gritos… uno de ellos nos empujó, se giro y me grito !PERDÓN¡... perdónanos tu a nosotros (pensé).Cuando terminaron de salir cruzamos el paso de cebra, aparecieron varios furgones de la policía con un montón de efectivos ,atravesamos entre los policías y una considerable cantidad de objetos que se habían caído de los sacos, bolsos ,gafas etc..

Miramos al frente y allí estaba el puerto cruzamos la pasarela sobre el mar, todo era paz, pero  a nosotras nos seguía palpitando rápido el corazón, seguimos de la mano en silencio y Violeta me miró y me dijo.- ¡pobres!

-       sí hija eso mismo POBRES.

Un enorme yate estaba amarrado en el puerto ,descendían sus pasajeros , ellos también saltaban, del barco, con ilusión y con dinero para gastar en compras compulsivas .-mira hija ¡RICOS!.

Que diferentes saltos,  los de unos a comprar perfumes, joyas , ropa ,buscando rellenar sus vidas con compras inútiles para satisfacer deseos inmediatos y no sentirse tan vacíos y otros saltando a Occidente, al mar,  al vacío,  en busca de paz, libertad, una nueva vida, soltando miserias, hambre, desesperación, para seguir después saltando de la ilusión a la desilusión, de la esperanza a la desesperanza en definitiva saltando del miedo al miedo, miedo a lo conocido y miedo a lo desconocido, y a pesar de todo siguen saltando siempre hacia delante, que Valientes.

27/08/2019 18:31. Autor: Carmen Castan #. Devaneos y desvaríos No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris