Facebook Twitter Google +1     Admin

El puente blanco de cristal 4ª Parte

20080704002227-calatrava.jpg

 

                                                                        IV

EN CASA

 

Siempre sentada, o tumbada. La silla es amplia, tiene ruedas, mis cuidadoras me ayudan a levantarme, me ayudan a comer, me quieren quizá. Los uniformes blancos han desaparecido. Ahora alguien me ayuda a hacer ejercicios en una cama, ahora alguien me ayuda a vocalizar, no se porque lo hacen, no se quien soy.

Pero estoy en mi casa, debe de ser mi casa, a veces no estoy segura, pero cuando me asomo a la ventana veo el puente blanco de cristal, así que,  entonces si creo que es mi casa. Por ese puente he debido de pasear con alguien alguna vez. La mirada fija, no puedo apartar, hasta que el día se cierra y me llevan a la cama.

Todos los días alguien sonríe a mi lado, deben de ser algo mío. Mis hijos, quizá mis padres, quizás mis hermanos.... pero no estoy segura.

 

El suelo de nuevo a mis pies, mi cabeza ya no puede levantarse, soy frágil como el cristal, está vez no pude aguantar, pero estoy cruzando el puente blanco de cristal.

Ahora se que estaba en mi casa, donde he vivido con los míos, frente al puente blanco de Calatrava, el puente blanco de cristal.

Josune   Hierro

04/07/2008 00:18. Autor: devaneos #. Relatos breves

Comentarios > Ir a formulario

Autor: Carmen

Gracias Josune por tu estremecedor relato,cuando la enfermedad se convierte en tu compañera, tu vida se convierte en un proceso de lucha aceptación y resignación con las limitaciones que pueden producir las secuelas, la velada lucided del personaje,se convierte en la paradoja de la vida, de saber quien soy, ahora, en este mismo instante, mañana quien sabe...

Fecha: 04/07/2008 00:34.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris